GASTRONOMÍA

Delicias que transmiten el espíritu del lugar. Un restó construido en la playa, sobre el borde mismo del mar. La Restinga. Calidad a la carta en un entorno de singular belleza.
Al mediodía, cuando todo es sol, brillo y color, La Restinga propone un placer adicional: las especialidades de la cocina más elaborada, en tonos y matices ideales para un día de playa.

Y junto a la piscina, en el centro del complejo, El Faro. Un multiespacio con snack bar, fast food, refrescos y servicios de camareras a carpas y sombrillas.